RSS

Tengo valor porque si!

11 Sep

He ido disfrutando en este último tiempo del gran amor del Señor a través de los bienes materiales que he podido adquirir (sobre todo en cuanto a mis equipos musicales) y he encontrado una gran alegría en ellos. Pero claramente ninguna de estas cosas que he podido comprar me han hecho mejor o peor músico, no me han dado mayor o menor poder espiritual, ni siquiera me han acercado un solo metro más hacia la presencia del Señor.

Y es que mi valor (y el tuyo) no está en las cosas que poseo, o las que luzco, tampoco en las que pueden adquirir mis padres o familiares, es que yo no soy mas o menos por la marca de ropa que visto, el auto que conduzco, la guitarra que estoy tocando o el celular con el que llamo. Mucho menos mi valor está en mi profesión, mi trabajo, el colegio o universidad en donde estudio o el lugar donde vivo.

Se que esto es difícil de comprender porque acostumbramos relacionar las bendiciones de Dios, con prosperidad económica y creamos una imagen de un Dios “regalón” (que da regalos proporcionales al cariño que tiene) y al mismo tiempo traducimos eso a: Si hago las cosas bien, Dios me bendice (me da cosas) y si las hago mal, pues dejará de bendecirme. Y comienza nuestra lucha espiritual al ver gente que hace las cosas realmente mal y le va muy bien!

Entonces a mi y a ti nos empieza a desagradar el negocio este de creer en Dios y decimos “…Es que lo pongo tanto esfuerzo, soy un hombre de oración y fe, piadoso, fiel y esforzado y me va tan mal… y este otro, no está ni ahí con el Señor y le van tan bien…”

Salmo 73(72), 13: “ De que me sirve entonces, tener un corazón limpio de culpa y mantener mis manos inocentes, cuando todos los días me apalean y no hay mañana en que no me castiguen?
(sugiero que lean todo el SALMO 73)

Existen 2 tipos de valores el objetivo y el subjetivo. El valor objetivo es el valor cuantificable, (kg, $, cm, ml, ºC, hr., etc) en cambio de valor subjetivo es el valor que alguien le da a algo.

Yo tengo un bajo eléctrico, realmente espectacular, me costó mucha plata, era uno de mis sueños de infancia….siempre lo pensé, miraba fotos de bajos parecidos, leía artículos en Internet oraba a Dios por Él en mi adolescencia, lo pedía con ansias hasta que pude conseguirlo (Luego de 8 años añorándolo)…realmente para mi vale mucho más que el dinero que cuesta… ese es el valor subjetivo. Si hoy tuviera que venderlo no puedo valorarlo sólo por la madera y los componentes que tiene…. Para mi es mas que un instrumento…. No lo puedo cuantificar.

Hermano mío…Mi valor como hijo de Dios NO SE CUANTIFICA!

Le damos mas importancia al valor objetivo que al subjetivo.

Si consideramos el valor objetivo en ti, y tu pesas 70kg aprox. e imaginamos que no tienes piel ni huesos ni órganos ni pelo…sólo eres carne…de la mejor carne…FILETE!. El kilogramo cuesta $7.000 …entonces tu valor es de $490.000…. A mi parecer muy poco para ser un hijo de Dios.
Necesitas descubrir que es más importante y valioso el valor subjetivo… tu no eres valioso por las cosas que tienes…. Simplemente ERES VALIOSO Y YA!

Mateo 6, 25a-26, 28b, 30: “ Por eso les digo: No se inquieten por su vida, pensando en qué van a comer, ni por su cuerpo pensando en que van a vestir. Miren a los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo el Padre que está en el cielo los alimenta ¿No valen ustedes acaso mas que ellos?…Miren los lirios del campo, como van creciendo sin fatigarse ni tejer. Si Dios viste así a la hierba de los campos que hoy existe y mañana será echada al fuego, ¡Cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe!”

Es que cuando necesitas portar y lucir muchas cosas valiosas, es porque TU valor es mínimo y buscas sostenerte con el valor de cosas externas! Cuando tu cosas son ostentosas porque si y te llenas de ellas (sin ponerlas al servicio de Dios sino que sólo para tu beneficio y ego) me dices que vales tan poco que necesitas añadirte valor externamente.

No te avergüences cuando tienes poco que lucir materialmente, avergüénzate cuanto espiritualmente luces muy mal.

Es una realidad que Dios te ama y se vuelve loco por ti, que está dispuesto a llenarte de toca clase de bendiciones y dones, a cubrirte con bienes y que no te falte nada, su providencia te alcanzará y nunca estarás sólo…pero si en algún momento no disfrutas de prosperidad o comodidad económica o material, si no te puedes comprar las zapatillas que tanto quieres, si tu computador es heredado de tu hermano mayor y se queda pegado a cada rato, si tu auto se queda en pana todas las semanas, si no tienes plata para ir a los retiros, si te quedaste con ganas de ir a la JMJ por falta de plata, NO SIGNIGICA QUE DIOS NO TE AMA O AMA MAS A OTROS QUE A TI!!!!

DIOS TE AMA TANTO QUE NO NECESITA ADORNARTE CON NADA! Así tal como eres , estás perfecto para Él.

Él te ha llenado de toda clase de dones espirituales únicos, que nadie mas tiene como tu y si los pusieras a su servicio, claramente llamarías mas la atención que con una buena chaqueta o con el ultimo Iphone.

Sigamos buscando el valor que Dios ha puesto en nosotros, disfrutemos de lo valiosos que somos para Él y confiemos en que nos da lo que necesitamos…por lo tanto si aun no tengo plata para ir a esa fiesta, no me puedo comprar ese notebook, esa ropa, esas vacaciones y todo eso que añoro, es porque no lo necesito para que Dios me ame!

Oremos: Señor, dame la gracia de vivir sabiendo  que para ti tengo un valor incalculable tanto, que  das a tu Hijo por mi. Permíteme confiar en tu providencia y alegrarme con el bien ajeno, fortaléceme en el tiempo de escasez y hazme agradecido en el tiempo de bonanza, en el nombre de tu hijo Jesús, Amén.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en septiembre 11, 2011 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una respuesta a “Tengo valor porque si!

  1. Alvaro Almendra

    septiembre 12, 2011 at 3:35 am

    ¡Gran reflexión! Alguna vez un profesor nos dijo en clases que las imágenes eran peligrosas (argumentos que siempre escuchamos los católicos desde otras iglesias)… pero no sólo las imágenes que nos hacemos de Dios y de los santos, sino las imágenes que nosotros nos hacemos de nosotros mismos.
    Por eso decimos que es difícil que un rico entre en el Reino de los Cielos… no porque sea bueno o malo, o mejor o peor que un pobre, sino porque tiene la oportunidad de hacerse una o más imágenes de sí mismo por los medios que posee, alejándolo de SU verdadero yo, que Dios ama tanto.

    Dios nos ama por quienes somos…
    SOMOS, porque Dios nos ama.

    un abrazo!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: