RSS

Copiar y Pegar

21 Sep

Quizás suene autorreferente y coqueteando con el narcisismo,  pero me siento llamado a escribir desde mi experiencia y testimonio.

Desde un tiempo a esta parte, la manga de locos con los que me junto y yo, llevamos publicando en las redes sociales gran cantidad de contenidos; videos, música, reflexiones, eventos, columnas, etc. Somos casi spam para muchos.  Algo completamente normal en Facebook, Twiter u otro, pero lo que no es normal o común es que ese contenido es producido y generado por estos sujetos y publicado sin la más mínima vergüenza o criterio, TODO LO QUE HACEN Y VIVEN SE PUBLICA…casi sin filtro! Son sus videos, sus canciones, sus reflexiones, sus columnas, sus páginas, sus eventos, SU EXPERIENCIA Y TESTIMONIO… tanto bueno como malo.

Es que en algún momento de nuestras vidas algo ocurrió, y nos dejamos de copiar y pegar, dejamos de “compartir” o de enlazar contenidos que otros producían, dejamos  de asombrarnos y asombrar a los demás con las historias de los otros, de impresionar a nuestros “contactos” con nuestros descubrimientos en youtube o en algún sitio web desconocido que sólo nosotros conocemos, ahora hemos ido cambiando nuestra dinámica y comenzamos a intentar llamar su atención con las cosas que descubimos en nuestro corazón.

Es que parece que hemos recibido el llamado a ser misioneros, TENEMOS ALGO QUE DECIR! Y no hace falta usar la historia de otro para contarlo! El Señor ha hecho cosas en mi, ha cambiado mi vida y ya no es tan necesario el testimonio del alcoholico, el inválido, el ciego o el no abortado… Nosotros mismos nos hemos convertido en el milagro, nuestros procesos y caminar de fe son nuestro material e inspiración.

En lo personal, el llamado que he recibido y que difundo siempre que puedo es el que experimentó el mismo San Pedro, Hechos 4,20: “Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oido”
 

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en septiembre 21, 2011 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Copiar y Pegar

  1. Alvaro Almendra

    septiembre 21, 2011 at 9:47 pm

    Te entiendo perfectamente, Sebastián. Creo que la cita bíblica que pusiste al final representa perfectamente lo que nos pasa a los bloggeros: No podemos dejar de anunciar al Señor, y es que nuestra experiencia ha sido tan rica y maravillosa, llena de regalos y alegrías que sería catastrófico no manifestarla a los demás para que la vivan lo mismo o similar.

    Creo que no es autorreferente tu entrada considerando que hay un punto -como le sucedió a San Pablo- en que ya no soy yo, sino Cristo quien vive en mí.

    Un abrazo hermano

     
  2. nataliacaceres

    septiembre 22, 2011 at 2:51 am

    totalmente de acuerdo! 😀
    muy bonita inspiración, por lo demás original!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: