RSS

Mis amigos los Enemigos (1ra Parte)

05 Nov

Generalmente no tomo las situaciones malas que me ocurren para usarlas como inspiración para mis notas, sino que considero aquellas en donde me veo puesto a prueba… pues esta vez, es algo malo y que me pone a prueba.

La idea original es del Padre Alberto Lineros, pero obviamente le pongo de mi cosecha… sino, pa qué quiero un blog.

Me pasó que me robaron… en la pega… plata…  me sentí violado, vulnerado, desprotegido, estando en el lugar donde paso mas de 9 horas diarias, me sentí inseguro, sin ganas de estar ahí. Los detalles son lo de menos, lo fome es que me dijeron que la culpa era mía porque la “ocasión hace al ladrón”, es decir yo “tenté” a esa pobre persona y no le quedó otra que robarme. Realmente soy muy malo, como me permiten salir a la calle si soy un tipo así.

Cuento corto, me piqué, pataleé y me amurré, pero igual no se me pasó la sonrisa, me vi obligado a orar por esa persona, que ojala le diera un uso correcto a esas lucas  y no se las gastara en leseras.

Mis amigos los Enemigos

Entonces estos “enemigos míos” trajeron bendición a mi vida… me obligaron a organizar mejor mis finanzas, para poder llegar a fin de mes victorioso y no me ocurra lo del mes pasado: “siempre me me sobra mes al final del sueldo”.

Me vi obligado a orar por mi projimo, ya que al no conocerlo no puedo regañarle (en realidad no lo regañaría, pero le daría una patáh en la r&%$ que  le dejaría los cachetes de audifonos) entonces como Dios sabe que soy gil, prefiere que ore.

Me vi obligado a sonreir en la adversidad, porque de corazón lo creo y también porque muchos de los que me rodean  me han leido y me dicen: “yapo, y la sonrisa donde quedó? Y lo natural es que me pique más y menos ganas me den de sonreir, pero como ya lo escribí y lucho por ser consecuente, hago un esfuerzo musculo/facial y muestro los dientes y levanto las cejas en señal de alegría…aún no es una alegría de todo corazón pero ya tomé la decisión de sonreír igual.

Es fome ir a comprar y al pagar darse cuenta que la billetera sólo tenia pelusas

Escribo esto desde la pica, aun medio caliente, apretando los dientes de rabia por la situación, pero tranquilo, con la templanza que se obtiene luego de que te hayan robado en varias ocasiones (de muestra un botón AQUÍ) y esperanzado porque se que Dios siempre tiene el control de todo y un propósito para mi con esto.

El Papa Benedicto XVI en la recién pasada JMJ les decia a los jóvenes “Que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor”, así que hago eco de sus palabras y no permitiré que esto me atormente por largo tiempo..(voy a seguir un rato medio enojado pero pasará)

Si quieren oran, no los voy a obligar porque ando de malas ni tampoco los voy a engrupir (en realidad si quiero que oren pero como estoy picado no puedo mostrar debilidad porque soy machito) …

Dios, no permitas que las situaciones de la vida me hagan perder la paz que tu me regalas, dame fortaleza y templanza frente a las circunstancias fomes de la vida y esperanza para creer que sigues actuando ahí donde parece que no estás y que se te olvidó cuidarme… en el nombre de Jesús, Amén!  

y para cerrar los dejo con unas líneas de Santa Teresa de Ávila:

Nada te turbe, nada te espante todo se pasa,
Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza,
quien a Dios tiene nada le falta sólo Dios basta.

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en noviembre 5, 2011 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , ,

3 Respuestas a “Mis amigos los Enemigos (1ra Parte)

  1. Sir Álvaro

    noviembre 5, 2011 at 1:14 pm

    ¡Qué pena lo del robo!
    Aunque creo que es muy humano, y hasta sano, estar enojado por situaciones así… yo prefiero un enojo sincero que una sonrisa a la fuerza, Seba. Pero cada uno ve cómo reacciona ante estas situaciones, esa es la gracia de que Dios nos haya hecho diferentes ¿no?

    un abrazo grandote

     
    • sebastiancampos

      noviembre 5, 2011 at 1:46 pm

      Jajaja no si estoy enojao y todavia no se me pasa por completo (de hecho lo explicité) pero no voy a permitir que un traspié me haga olvidar mi esperanza, mi alegría no es solo sentimental ni circunstancial, es también una decisión voluntaria y la opción que tomé para caminar estos caminos… Parece que me estuviera justificando y no es la idea asi que un abrazo y mi oración

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: