RSS

Te has salpicado lavando una cuchara?? (Esta cuchara no es mía 3ra parte)

16 Ene

Ya les contaba en las entradas anteriores de esta “saga” (Esta cuchara no es mía parte 1 y parte 2 incluso en el blog de un hermano, César Merino, vea su reflexión aquí) acerca de cómo, al tener una relación estrecha con alguien, compartimos cosas y llegamos a apoderarnos de ellas sin darnos cuenta, tal como guardamos entre nuestros cubiertos cucharas que son de nuestros amigos, guardamos en nuestros hábitos, conductas y sentimientos  cosas que son de nuestros amigos y por su puesto de Dios, si es que frecuentamos juntarnos con él.

De esta forma nos vamos pareciendo más a quien nos juntamos…yo en lo personal me quiero parecer mas a Jesús, es por eso que me junto con él.

Hace unos días lavaba loza (ya saben que no es algo que me apasione) y como siempre dejé los cubiertos para el final. Llegó la hora de las cucharas y las miré con alegría, pues gracias a ellas llegué a la reflexión que les comentaba. Tomé varias de ellas y comencé a lavarlas al mismo tiempo mientras corría la llave del agua. Cuando de pronto, en un mal ángulo y por un error técnico mío, sumado a la fuerza de gravedad, mi posición frente al lavaplatos y la presión del agua…Pafff! Quedé todo mojado!.

Claro, las cucharas son un excelente trampolín y estoy seguro que a mas de alguno de ustedes les ha pasado que han quedado mojados gracias al rebote del agua en sus cucharas o platos.

Me dio un poco de rabia, pero me reí. Quede empapado, realmente empapado, hasta me dieron ganas de ir a buscar el shampoo para aprovechar de lavarme el pelo. Tuve que trapear el piso y secarme la cara, cambiarme de pantalones y polera…realmente dejé la embarrada.

Entonces… nuevamente noté algo en las cucharas… Eran las mismas de las que les hablé la otra vez…exactamente las mismas. Las 4 cucharas de la foto (ver AQUÍ). Se supone que eran de Dios y me hacían bien.

Resulta que cuando adquieres o adoptas cosas de otro, sobre todo si son de Dios tarde o temprano va a ocurrir algo grande, sea para bien o para mal, tuyo o de los demás. No es “simplemente una conducta o hábito adquirido” o un aspecto de tu personalidad el que se modifica o se parece al del otro. Y ocurrió también en mi vida, no sólo frente al lavaplatos.

Desde que escribo acá, desde que vivo mi fe públicamente, desde que vivo mi noviazgo según lo que creo, y exhibo muchas otras cucharas de Dios, se me ha acercado gente que no esperaba que lo hiciera y me ha demostrado su cariño y también se han alejado de mi otros que no esperaba que lo hicieran.  Se han abierto y cerrado puertas, presentado y alejado oportunidades, superado pruebas y enfrentado luchas con mayor o menor dificultad.

 “Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mi. Alégrense y regocíjense entonces, porque usedes tendrán una gran recompensa en el cielo…” (Mateo 5, 11-12a)

Es que tener cucharas de otro causa en ti (tarde o temprano) algún cambio notorio en los demás y experimentarás alguna consecuencia por poseer estas cosas.

Espero que las que tu experimentes, sean las consecuencias propias de quienes seguimos al Señor y no las propias de quienes apuntan pa cualquier lado.

Ya sabes orar, o por lo menos eso espero, luego de haberme acompañado todo el semestre pasado por lo que ya no debería ser muy dificultoso.

Señor, haz que todo lo que hemos recibido de ti, por estar y compartir contigo podamos no sólo atesorarlo en nuestro corazón sino que sacarlo de los cajones y ponerlo en práctica, y aunque resultemos empapados, sigamos siendo fieles a ti y viviendo nuestra fe. Te pedimos esto en el nombre de Jesús, Amén!

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en enero 16, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas a “Te has salpicado lavando una cuchara?? (Esta cuchara no es mía 3ra parte)

  1. Gaby (=

    enero 17, 2012 at 10:13 am

    Empapemos a otros con el amor que Jesús nos ha entregado siendo testimonio vivo de su presencia real!
    Wena! bendiciones (:

     
  2. Kenia

    enero 17, 2012 at 5:54 pm

    Me parece interesante y bien ilustrada la idea que propones..!! Sigue adelante, que el creador continue esparciendo en ti su pensamiento para que puedas plasmar la visión divina de forma genuina..!! Bendiciones..

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: