RSS

Archivo de la etiqueta: donde encontrar a jesus

Y cuando pasan por mi casa?

Desde hace un par de semanas muchas personas se han acercado a mi (personalmente y vía mensajes en facebook y en este mismo blog) para pedirme ayuda, pues se sienten lejos de Jesús, sienten su fe tibia, están sin ganas y encontrándole poco sentido a todo esto de la fe. En resumidas cuentas con ganas de tirar la toalla.

En este tiempo, en mi país (Chile) se está realizando el Censo de toda la población y este se hace casa por casa en un período de 3 meses que está por concluir. En este contexto muchos amigos y conocidos esperan que aparezca el “censista” y que de una vez por todas queden contabilizados como habitantes de Chile.

En ambas situaciones hay un factor común: VAN HACIA TI, NO TU HACIA ELLOS.

Es decir, claramente tu puedes hacer tu mayor esfuerzo por averiguar cuando van a censar tu casa, pero la verdad de las cosas es que nunca lo sabrás a ciencia cierta hasta que toquen tu puerta y aparezca el tipo con la chaqueta azul, el bolso y la carpeta con las 42 preguntas.

Con Jesús claramente se da así (en la mayoría de las veces), pues es Él quien va a tu encuentro, es por eso que cuando lo buscas no lo encuentras (sin contar que aveces se busca en lugares equivocados como las supersticiones religiosas, como los santitos, las cadenitas, las velitas, las estampitas, el horóscopo, el tarot y un infinito etc.). Es  porque debes quedarte ahí donde estás, quietito y dejarte encontrar, simplemente abrir la puerta que probablemente ya ha tocado varias veces y por una u otra razón no has abierto. (en lenguaje espiritual: tranquilizar tu corazón y disponerlo a Él).

Ahí donde estás ahora, cansado, en la pega, envuelto en los estudios, con responsabilidades, quizás pasando la caña y el trasnoche, lejos de tu casa, o quizás viendo tele , donde sea que te encuentres, en esa cotidianidad, el Señor va a tu encuentro!

Cierro estas líneas con una reflexión de Francisco Pacho Bermeo:

“Los encontró por el desierto, por tierras secas y azotada por el viento; los envolvió en sus brazos, los instruyó y los cuidó como a la niña de sus ojos. Como águila que revolotea sobre el nido y anima a sus polluelos a volar, así el Señor extendió sus alas y, tomándolos, los llevó a cuestas. El Señor los guió, y nadie mas: ¡Ningun dios extraño tuvo que ayudarlo!. (Deuteronomio 32, 10-12)

… Te propongo que revises los verbos que aparecen, de tal manera que puedas comprender y enamorarte de lo que Dios quiere hacer en tu vida……En este texto se evidencia la absoluta iniciativa de amor salvífico de Dios para contigo, y cómo Él quiere que le permitas hacer su obra en tus diversas realidades. (Francisco Bermeo, Conviene que Él Crezca, pág. 42)

Oremos: Señor estoy completamente cansado de vagabundear buscando sin éxito, me esfuerzo y no avanzo ni un sólo centímetro hacia ti. Es por eso que, con mi corazón tranquilo, y aquí donde estoy en el desierto, las tierras secas azotadas por el viento, en mi cotidianidad, te pido que visites y llenes mi vida, porque así como voy ya no me funciona mas. Me reconozco necesitado de ti, no te demores más! Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén!

 
2 comentarios

Publicado por en junio 27, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: