RSS

Archivo de la etiqueta: sebastian campos vlog

Visitante o habitante?

Tenemos un departamento de recién casados, el cual nos hemos esforzado por equipar lo más completo posible para poder recibir a nuestra familia y amigos, pues nos encanta estar acompañados por quienes queremos, y sobre todo en este tiempo en que he estado en casa bastante aburrido, por mi estado de salud.

Recibir visitas, si bien significa un trabajo y un pequeño esfuerzo, es tremendamente entretenido. La gente llega con cositas ricas para comer y tomar, la compañía es grata, las conversaciones son entretenidas… las visitas son súper agradables y siempre serán bienvenidas, incluso si se repiten el plato por uno o mas días, pues tenemos un sillón y un saco de dormir con el cual pueden alojar.

No obstante eso, aun no tenemos ningún lugar acondicionado para recibir gente por un tiempo prolongado, mucho menos vivir junto a nosotros como familia, pues eso implica darle un espacio, un baño propio o por lo menos con algo de privacidad, un closet y un lugar para poner sus cosas y así un largo etcétera de cosas necesarias para poder tener a alguien viviendo junto a nosotros.

Claramente eso hoy día nos incomodaría, pues no tenemos cómo, ni queremos vivir con mas gente, por lo que las “visitas por un rato” son lo que mas nos acomoda!.

Visitante o habitante?

Visitante o habitante?

¿Y con Dios pasará algo parecido? Es decir, parece que es mas cómodo que “visite nuestras vidas” en lugar que “viva con nosotros”, pues si viene por un rato corto, disfrutamos lo propio de una visita: las cosas ricas para comer y tomar (bendiciones), la grata conversación (su palabra y consejo), la compañía y la alegría (su protección y auxilio).

Pero invitarlo o permitirle que viva junto a nosotros son palabras mayores, pues tendríamos que renunciar a ciertas cosas y comodidades que tenemos asumidas. Quizás tendríamos que darle algunos espacios que hoy son propios y privados para que se instale como corresponde.

Probablemente no es el baño, la bodega, un dormitorio o un closet las cosas que tendríamos que ceder con Dios para que el se sienta cómodo y en casa ahí, sino que cosas como las finanzas, las relaciones familiares, la sexualidad, las responsabilidades laborales y varias cosas más que no nos gustaría compartir, ni mucho menos renunciar a su control para cederselo a otro.

Siendo así, entonces son mejores las visitas de Dios en lugar de que viva con nosotros. Pero ¿Será eso lo que más nos conviene y lo que Él desea?

La respuesta creo que es clara, así que te invito a ir haciendole un espacio la casa de tu “corazón” para que se sienta cómodo y pueda ir dejando sus cosas, para que viva contigo el resto de tu vida.

Ya, mucho palabreo así que recemos pa´ que la cosa funcione en serio: Señor te pedimos que nos ayudes a renunciar al control de todas las cosas y que podamos ir abriendo nuestro corazón para recibirte y te puedas quedar en él no solo como visita temporal sino como habitante definitivo. Te lo pedimos en el nombre de Jesús, Amén!

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en julio 16, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Tomar chicha en una flauta

Primero que todo, quiero ofrecer mis disculpas por dejar este blog tan abandonado a su suerte, como algunos saben me caso este próximo sábado 19 de Mayo (les pido su oración) por lo que entre despedidas de soltero, mudanzas y preparativos no me ha dado el tiempo ni  la cabeza para preparar algo digno de ser publicado (aunque no se si alguna vez he preparado algo digno)

Manejando, hace algunos días, hice algo que rara vez hago: Escuchar la radio, y me encontré con una frase que me descolocó: “Es tan difícil como tomar chicha en una flauta”. Claramente no entendí nada en un comienzo, pero cuando el tipo se explicó, todo tomó sentido.

Se hace imposible usar una flauta como bombilla o como recipiente si no le tapas todos los agujeros primero, pues se te va a caer todo el liquido y obviamente no vas a poder realizar lo que deseabas…obvio no?

Pues en mi caso, con la preparación de nuestro matrimonio, y seguramente en tu vida, cuando enfrentas alguna nueva etapa es exactamente lo mismo…primero debes tapar todos los agujeros para poder disfrutar como corresponde, sin perder nada.

Claro, como humano, hice el esfuerzo de poner mis propios dedos en todos los agujeros que filtraban agua (hablando metafóricamente en mi vida) y por supuesto que no lo logré, pero cuando hice el ejercicio de entregarme por completo al Señor y pedirle que el fuera quien colaborara en esta labor todo cambió ROTUNDAMENTE!

Escribo esto para dar testimonio, no para vanagloriarme ni creerme el “bakan”. Cosas como el dinero, los arreglos florales, el cotillón, los trajes míos y de mi novia, el lugar para vivir, el local de la fiesta, el trabajo estable, jefes patrocinando el matrimonio y dando permiso para faltar,  el aumento de sueldo, un sacerdote disponible y extremadamente cercano, gente orando por nuestro proyecto, un montón de regalos (materiales y espirituales),  muchas despedidas de solteros con gente entregando cariño por montones y un infinito etcétera han sido la tónica de estas ultimas semanas. Cosas que ni en nuestros mas inflados sueños estaban hoy son parte de nuestro check list para el próximo sábado.

El Señor se ha encargado de que podamos tomar chicha en donde queramos, incluso en una flauta, pues es Él quien cubre todas las falencias y dispone todo para nuestra felicidad ¿no es eso acaso lo que él quiere para nosotros, nuestra felicidad?

“Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que le aman, de los llamados según su designio. (Rom 8,28)”

Dios los bendiga y esperamos que nos acompañen espiritualmente con su oración!

 
3 comentarios

Publicado por en mayo 16, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Se me olvidó el celular

Se me olvidó el celular

Ayer salí sin mi teléfono al trabajo. Me imagino que ustedes saben como es esa sensación de “desnudez” y “vulnerabilidad” de saberse no conectado  creyendo que justo en ese momento te van a realizar aquella llamada especial,  va a ocurrir algo en donde eres necesario, te van a dar una sorpresa, vas a recibir alguna invitación esperada, pero como andas sin el teléfono eso se hace imposible.

Mas aún sumado a que se me olvidó también el reloj y comprenderán que profesor de Educación Física que no tiene como controlar el tiempo es bastante inútil.

Cuento corto, NADIE ME LLAMO A MI CELULAR! pero recibí un “llamado” no esperado.

El Señor se las arregla para mostrarme su voluntad, y seguramente aprovecha estos descuidos míos para poder acentuar y subrayar sus mensajes, haciéndolos mas obvios a este distraído servidor.

No necesito teléfono para que me llame Dios…ni tampoco lo necesito para contestarle!
Dios te bendiga… y atento, probablemente tu teléfono dejó de sonar y estás recibiendo mensajería en tu corazón!

 
2 comentarios

Publicado por en marzo 9, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: