RSS

Archivo de la etiqueta: sueños y objetivos

La diferencia entre un SUEÑO y un OBJETIVO!

Esta semana que pasó estuve con licencia médica debido a un agudo dolor lumbar, que me impedía moverme, e incluso caminar, el cual aun está en estudios (espero que no sea nada grave y me acojo a sus oraciones). Sólo pude sobrellevar la semana gracias los cariñosos cuidados de mi esposa y a drogas que me tenían bastante aturdido.

Lo bello de esto es que Dios usa estas circunstancias de incomodidad para mostrarse, pues el tiempo libre (aunque adolorido) fue de gran productividad espiritual.

Tuve la oportunidad de leer muchos libros de laicos y repasar algunos conocidos versículos bíblicos los cuales terminaron de confirmar un sueño que guardo en  mi corazón hace meses y que aun no me atrevo a contar en público (por pudor mas que por miedo a que no se realice) pero que si me he atrevido a concretar (si Dios lo permite en Septiembre de este año les tendré novedades).

La diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha!

La diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha!

“Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.” (Edgar Allan Poe)

El tema es que el Señor ha depositado sueños en mi corazón (obviamente en el tuyo también), que claramente son su voluntad, y de seguro lo has notado pues las puertas se abren y las circunstancias se  coordinan para que todo fluya (se alinean los astros diría un esotérico jaja). O bien todo lo contrario, en tu corazón arde un fuego que sabes (luego de haberlo discernido en oración) que es de Dios y aunque las circunstancias muestren que es imposible, guardas en lo secreto, esperanzas de poder realizarlos.

Este es un momento en el que  nuestra fe se ve puesta a prueba, cuando Dios nos pone en esa situación de: “a ver si todo eso que crees lo puedes llevar a tu vida”, entonces debemos dar ese paso en el agua que dio Pedro al ver a Jesús. Decidir entre arriesgarnos a correr a sus brazos o mirar como espectadores desde lejos.

Una frase que me noqueó fue: La única diferencia entre un “SUEÑO” y un “OBJETIVO” es una fecha (Edmundo Hoffens).

Claramente muchos de mis proyectos (y quizás los tuyos) están en la nebulosa de mi corazón:

Algún día grabaré un cd, algún día voy a aprender a cantar o tocar guitarra (en mi caso el piano)
Algún día ordenaré la bodega, algún lavaré mi auto
Algún día me voy a declarar a la persona que amo, (yo ya lo hice y me fue muy bien jajaj)
Algún día voy a empezar la dieta,
Algún día voy a empezar a ahorrar

Esos algún día son casi lo mismo que decir NUNCA, pues  dejamos nuestros sueños ahí, de tal forma que llegamos a subestimar y minimizar su importancia en nuestra vida.

Esas cosas que anhelamos en lo secreto, que planificamos, que reordenamos una y otra vez en nuestra mente, que les inventamos un financiamiento,  e incluso preparamos la forma de informar de nuestros sueños a nuestras familias y amigos,  luego las tratamos como si no tuvieran importancia, como si no fueran significantes para nosotros o como si no fueran a tener un impacto en los demás y las seguimos postergando y postergando.

“Yo se bien los planes que tengo para ustedes… planes de bienestar y no de calamidad, y un porvenir lleno de esperanzas” (Jeremías 29, 11)

Señor, te pedimos la valentía para poder avanzar junto a ti en la conquista de los sueños que has depositado en nuestro corazón. Ayúdanos con la fuerza de tu Espíritu Santo a perseverar en ellos, a pesar de que a veces el camino tan expedito y estemos cansados. Por sobre todo te pedimos que nos ayudes a discernir claramente cuales de los sueños que están en nuestro corazón son tuyos, para así poder luchar por ellos. Te lo pedimos en el nombre de tu hijo Jesús, Amén!

 
5 comentarios

Publicado por en julio 2, 2012 en Blog

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: